Queridos estudiantes Paz y Bien:

Bienvenidos a su colegio en este nuevo año, esperaba con ilusión este momento para poder brindarles todo lo que Dios ha puesto en mis manos y en la de los profesores con esmero y cariño.

Para este 2016, nos hemos esforzado para seguir dedicándoles lo mejor de nosotros, pues seguimos la misión que Madre Teresa nos dejó: “Formar inteligencias para el cielo, por medio del amor”, sí, por eso pondremos todo nuestro esfuerzo por alcanzar todas las competencias que les permitirá lograr nuevos éxitos en su vida académica, sin dejar de lado el trabajo constante en cultivar los valores marianos franciscanos que forman parte de nuestra identidad.

Es oportuno pedirles mucho esfuerzo para vivir el valor de la caridad y misericordia que se reflejará por medio de actitudes observables en las diversas actividades que desarrollen a lo largo del año.

Esta es una nueva invitación que nos hace la Iglesia por medio de su Santidad el Papa Francisco para vivir en plenitud nuestra fe y esperanza y poner en práctica las virtudes que nos inspira la misericordia de Dios Padre y darle gracias, constantemente, por nuestra familia del Buen Consejo y pedirle que nos mantenga unidos.

Que Nuestra Madre Buen Consejo y San Francisco de Asís sean nuestros guías hacia Jesús en este año lectivo 2016.

Con el cariño de siempre

Sor Juana